Ir al contenido principal

Sudando adé - Lo último en consejos sexuales para el verano.

Hay que reconocerlo: Sudar un poco (o un poco más) forma parte del sexo, ¿no? Sin embargo, a más tardar cuando se vuelve incómodo, surge la pregunta de cómo el sexo en verano puede ser lo más relajado y apasionado posible.

Al fin y al cabo, nadie quiere que le moleste el olor a sudor mientras se revuelca entre las sábanas. Menos mal, sin embargo, que existen algunos trucos que no sólo hacen divertido disfrutar de las "noches calientes" en el sentido más estricto de la palabra, sino que también permiten acercarse el uno al otro con la misma intensidad que en primavera o en otoño, por ejemplo.

Llegados a este punto hay que decir: por supuesto, los siguientes consejos no pueden ayudar a transformar un ático en un fresco oasis de bienestar en verano. Pero si dejas volar tu imaginación y compruebas las posibilidades de aplicación entre tus propias cuatro paredes, seguro que te beneficiarás a largo plazo.

 

Consejo nº 1: Sexo por la mañana

Por la mañana, las temperaturas no suelen ser tan altas como por la tarde, por ejemplo. ¿Qué te parece si pospones el sexo para mañana? Después, puedes ducharte tranquilamente, para que nada se interponga en el camino de un (esperemos) relajado día de verano.

 

Consejo nº 2: Juegos preliminares en la ducha

Especialmente en verano, muchas personas aprecian la sensación de frescor tras una ducha relajante. Si uno se siente fresco y bien arreglado, suele tener más ganas de sexo. Especialmente práctico: la ducha es un lugar estupendo para iniciar los preliminares. Así, los dos miembros de la pareja pueden dirigirse al dormitorio con un agradable olor corporal.

INTERESANTE PARA TI:
¿Qué significaría para el matrimonio la propuesta de Trump para el "Tribunal Supremo"?

 

Consejo nº 3: Un aire acondicionado para el dormitorio

Mucha gente sigue pensando que un aparato de aire acondicionado tiene que ser necesariamente caro para enfriar una habitación en poco tiempo. Sin embargo, se trata de un prejuicio clásico. Porque: mientras tanto, hay muchos aparatos perfectamente adecuados para ser utilizados como "accesorio de temporada". Aquí los precios varían mucho. Los aparatos más pequeños y económicos suelen ser adecuados para habitaciones con una superficie algo menor en metros cuadrados.

 

Consejo nº 4: Juegos con cubitos de hielo

¿Qué puede haber mejor que frotarse con un cubito de hielo cuando hace calor? Eso es exactamente lo que puede hacer tu pareja con esta práctica sexual. Con la ayuda del agua congelada, se crea una gran atmósfera frío-calor. Ten cuidado. ¡No olvides una compresa!

Por supuesto, si quieres, puedes rematarlo todo con helado y una bola de la barriga de tu pareja. lamer. Aquí casi no hay límites para la imaginación.

 

Consejo nº 5: El rapidito del verano

La regla suele aplicarse: cuanto más dura el sexo, más se suda. Si no te apetece estar encima del otro empapado en sudor, puedes optar por el clásico rapidito de vez en cuando y, junto con tu pareja, cruzar la línea de meta al cabo de unos minutos.

 

Consejo nº 6: Sexo lejos de la cama

¿Es el dormitorio la habitación más cálida de todo el piso? En ese caso, puede que merezca la pena plantearse practicar sexo en otro lugar, por ejemplo en la cocina o en el salón. Por cierto, esto a menudo puede refrescar un poco la relación.

INTERESANTE PARA TI:
¿No te apetece esperar mucho para tu próxima cita con el peluquero?

 

Consejo nº 7: Persianas oscuras

Las persianas oscuras son excelentes para mantener el calor fuera. Incluso cuando el sol incide comparativamente con fuerza sobre las ventanas, se produce un efecto ligeramente refrescante. Además, las persianas oscuras son una gran pantalla de privacidad para los vecinos entrometidos.

 

¿Quieres más noticias? Qué tal: Düsseldorf da ejemplo de diversidad


No hay comentarios disponibles


¿Tienes una pregunta o un deseo sobre un artículo? ¡Escríbenos!

Deine E-Mail-Adresse wird nicht veröffentlicht. Los campos obligatorios están marcados *.

*
*